Héroes del Píxel en la MGW 2018



Antes de empezar este primer artículo para la “flamante” nueva página de Héroes del Píxel, tengo que decir que hace mucho tiempo que no escribo artículos en plan periodístico, ya sabéis, con rigor y objetividad, contrastando las noticias y tal. Y esta vez no va a ser diferente, ya que lo que váis a leer a continuación son mis vivencias en la gran feria de videojuegos de este año en España, en Madrid. Son mis sensaciones, lo que pude vivir allí junto a mi compañero Ismael (Izhero) y muchos más compañeros de los mundos de YouTube y el “Internete” en general. Tampoco os esperéis un alarde de vocabulario de la lengua española digna de escritores a la altura ni de una construcción de frases despampanante como si de un redactor premiado se tratara. Todo esto está contado desde la total pasión a este mundo y desde el corazón, así que allá vamos.

MADRID GAMES WEEK 2018: La experiencia de Krisouver

La Madrid Games Week (MGW a partir de ahora), la feria del videojuego más grande de este año en nuestro país, tuvo lugar este mismo mes de octubre, del 18 al 21, en el recinto del IFEMA en Madrid. En un principio, la presencia “pixeliana” solo iba a estar compuesta por uno de nuestros compis, y además el más recientemente nombrado héroe del píxel, Izhero, que como vive al lado del recinto, pues el tío tiene suerte y puede ir cuando quiera. Pero a última hora, se le unió a la fiesta el menda, o sea yo, es decir Cristian, ya sabéis, Krisouver. Ahora que ha quedado claro (xD) voy a contar mi experiencia por aquellos lares. Le comenté a Izhero que, si pudiese quedarme en su casa a dormir el sábado, seguramente podía ir yo también. Y así fue. Isma, junto a la simpática y preciosa Raquel me acogieron en su casa de buen grado, me dieron de beber, de comer, me arroparon, me cantaron una nana y me dejaron la lucecita encendida para que no tuviese miedo por la noche… En verdad no, pero en su sofá dormí como la gloria.


Pero vamos a lo que nos atañe. El sábado fuimos hacia el IFEMA. Para empezar bien la experiencia, lo primero que vimos allí fue a un hombre potando en el césped (se me revolvió el estómago por ello), para luego limpiarse los zapatos con la mano. Lo siento, ha sido muy desagradable, pero os lo he avisado, esto no es un artículo periodístico.

El caso es que había una larga cola, aunque no tanta como el año pasado, y sí, te intentas colar y te pillan, así que nos tocó ponernos a la cola como todo buen hijo de vecino y tragarnos las 3 o 4 horas para entrar… Vale, solo fueron 10 minutos, pero se nos hizo larguísimo. Una vez dentro lo primero que se veía era la zona de Nintendo a la derecha de la zona XBOX. En un principio, el recinto te abruma, no sabes hacia dónde tirar, mucha gente, ruido, música, videojuegos por todos los costados… Así que hicimos lo que había que hacer... Sacar la cámara y grabar para nuestros canales. Como no podía ser de otra manera, nos dirigimos, como buenos nintenfermos posers promicrosoft pecerdos, hacia la zona de Nintendo. Necesitaba ver ese Smash Bros.Ultimate corriendo en directo en una Nintendo Switch. Y allí estaba, en la pantalla gigante de Nintendo, y he de decir que se veía de lujo en una pantalla tan grande. También estaba en la misma zona, el nuevo juego de Pokémon para la híbrida, con una cola kilométrica que ni locos íbamos a hacer, dicen los lugareños que hay gente que
esperó cerca de 3 horas para jugar una partidita de 5 minutos. Nosotros decidimos dar un vistazo rápido a todo antes de decidir nada, así que nos fuimos a ver el resto de zonas, como el stand de la revista GTM, el stand de juegos de lucha, el espacio para la ESL y los E-Sports con el Rainbow Six Siege. La llave espada de Kingdom Hearts señalaba otra de las zonas más interesantes para muchos que querían ver de cerca y probar el nuevo juego de la saga que se viene a principios de año, corriendo en una Xbox One X, junto a otros títulos como el Forza Horizon 4, los bailes del Fortnite y más en la zona de XBOX. Entre otras cosas que vimos, decidimos ir al otro pabellón, monopolizado casi en su totalidad por PlayStation. Tuve la brillantísima idea (nótese la ironía) de que, como la entrada principal estaba en el pabellón donde estaba Nintendo y Xbox, habría más gente en esa zona, así que, por consiguiente, en PlayStation habría menos. Craso error. Había incluso más gente. Pudimos ver por encima lo que SONY había preparado para nosotros en esta MGW, y la verdad es que el despliegue era impresionante. Juegos de VR, Spiderman con edificio incluido, Spyro the Dragon, Days Gone a puerta cerrada y previa reserva de hora para jugar (lo cual me pareció un poco extraño, sinceramente), Un mural de Toy Story con la llave espada del KH para sacarte unas buenas fotos, puestos con demos del mismo juego, también la zona preferida de nuestro compi ZombieNEO, la del Resident Evil 2 Remake, la cancha de baloncesto con el NBA 2K 19 y el ring de la WWE para promocionar el WWE 2K 19, la amplísima zona para jugar al FIFA (no en serio, había demasiados puestos para jugar FIFA), muchos juegos Indie y, como no, una de las mayores atracciones de la zona PlayStation, el estadio para las competiciones de Gran Turismo Sport, con sus gradas y todo, y fuera de éste, una muestra de coches deportivos de alta gama, entre los que estaba el flamante Mercedes de Formula 1 del reciente Pentacampeón Lewis Hamilton. A su lado, tiendas y más tiendas con merchandising de todo tipo, figuras, camisetas, chapas, pins, pulseras, collares, pendientes, libretas, pósters, y un larguísimo etcétera que no cabe en la página. Como buen amante del mundillo, todo, absolutamente todo me llamaba la atención o me lo quería llevar a casa conmigo.



Ante el gentío que había en este pabellón, decidimos volver hacia la zona de Nintendo para luego ir a la parte de arriba, donde estaba mi zona favorita, la Zona Retro. Pero antes de eso nos cruzamos con gente, caras conocidas de los mundos del Internete. De repente, vi un cosplay conocido, que había estado siguiendo en twitter durante semanas antes, era un cosplay de Samus, la protagonista de la saga Metroid. Se trataba ni más ni menos que de OkenCosplay. Y al mismo tiempo reconocí a otra persona. Era ElCuccos, que no dudó en abrazarme y saludarme, y mi sorpresa fue que, de repente, vinieron a mí otra gente de los conocidos como Virtual Boys, entre los que estaban Dan (Puerta alSótano), que también me dio un abrazote. Estaban también Yugita (YugitaChan), Fran (FranSaga), Ristan… Había mucha buena gente por allí, y nos pusimos a hablar con ellos, y decidimos ir juntos a la Zona Retro.



Una vez allí, nos encontramos con stands de tecnología móvil entre otras, un escenario inmenso para campeonatos de LOL y Clash Royale y, como no, la joya de la corona, las recreativas, arcades, consolas antiguas, PinBall, multitud de tiendas con juegazos de la NES, SNES, N64, GameBoy, PS1, PS2, Wii, WiiU, GameGear, ediciones especiales o de otras regiones, tanto de juegos como de consolas… En fin, el paraíso de todo jugador. Fue allí donde pude recuperar parte de mi infancia, adquiriendo de nuevo una Game Boy Pocket que mi madre tiró a la basura porque “no funcionaba”. Mamá, solo es que no tenía pilas… El caso es que también pesqué la edición japonesa al completo de mi juego favorito, el Ocarina of Time, y yo tan feliz que estaba. Aún así, como era sábado, el día más fuerte de toda la feria, había bastante gente y costaba estar parado en un sitio observando todo lo que allí había. De verdad que lo estábamos pasando en grande con la gente que os he mencionado antes, y es que entre ellos están los Youtubers que yo veo todos los días, algunos ya nos conocíamos y otros nos conocimos por primera vez en persona. Son gente muy maja, con los que da gusto hablar de nuestra afición y nuestra pasión que son los videojeugos. Cada uno tenía sus recomendaciones para los demás, y así íbamos aprendiendo de cada uno y conociéndonos mejor.



Como el hambre apretaba, nos metimos entre pecho y espalda un buen bocata de tortilla de patatas a las afueras del pabellón, donde seguimos charlando y riendo. Incluso jugamos unos cuantos unas partidillas al Mario Party en mi Switch. Momentazo. Terminamos de comer y fuimos de nuevo para adentro, visitando ahora todos juntos la zona PlayStation con más detenimiento, junto con las tiendas. Fotos, vídeos y más vídeos pudimos grabar allí, como también lo hicimos después al ir a la zona de Nintendo, donde los suertudos de Dan, Yugita, Cuccos y Fran pudieron “colarse” para probar el Super Smash Bros Ultimate. Sí, en ese momento los odiaba (pero con cariño) por la envidia que me daban los muy cab******. En fin, que me desvío. No pudieron salir más contentos de su experiencia, y yo me moría por probarlo, pero pasaba de marcarme una cola de 2 horas para una partida de 3 minutos, así que seguimos nuestro camino.



Después de un rato, salimos fuera a descansar, y allí estaba isHierro, compañero de plataforma también y que estaba haciendo un reportaje para su canal, que de momento no diré de qué era por respeto hacia su trabajo, pero me encantó la temática, os lo puedo asegurar. Estaba entrevistando a la gente de Virtual Boys, y por allí estaba Ristan y FranSaga haciendo de las suyas. Las risas fueron increíbles con toda esta gente. También pude ver por la feria a otros compañeros como ManuXuan, al que los Héroes del Píxel le tenemos mucho aprecio. Por allí rondaba también TrashConverter, preguntándole a la gente si sabían las diferencias entre marketing y publicidad. No puedo olvidarme tampoco de la gran Excalivur, Anita de mi coraçao, una de mis primeros grandes apoyos que tuve en el canal, aunque ahora ande ocupada, siempre está ahí al pie del cañón, y otra de las amistades que los videojuegos han creado. 



Al final de la tarde, justo antes de terminar ese día de feria, nos juntamos muchos en la zona de Nintendo, entre los que también había más compañeros de plataforma, como lo son Josanguz, David (Behind the Games), Mika (Mika’s Island), el gran zeldero Kopurista (Templo del Tiempo) que me regaló una chapa con spam de su canal, OkenCosplay, y muchos más que en ese momento no conocía pero que después de todo esto, estoy seguro que en próximos encuentros nos conoceremos mucho mejor. Una vez estábamos todos allí, nos dejaron entrar al stand de Super Smash Bros Ultimate y nos sacamos una fotaza con todos, y nosotros, Izhero, Raquel y yo, delante de todos, ahí, destacando. Este día estará guardado en mis recuerdos y en mi corazón toda mi vida. Fue simplemente mágico encontrar a tanta buena gente, compañeros de afición y apasionados por los videojuegos, echando a un lado las posibles diferencias que pudiese haber para compartir uno de los mejores días videojueguiles de mi vida.




El día terminaba y, aunque Dan y Cuccos insistían en que fuésemos a cenar con ellos, no pudo ser, así que tiramos para casita, que estábamos rebentados de estar todo el día de pie. Pedimos pizza para cenar y, por si no había sido suficiente, Izhero y yo nos marcamos un directo en su canal jugando Mario Party y Mario Kart. Después de eso, no podíamos ya con nuestras almas y planchamos la oreja…nos fuimos a dormir, vamos.



Ya en domingo, no teníamos pensado ir a la feria, pero el día anterior ocurrió algo que no nos esperábamos y no os he contado todavía. Izhero pisó una mierda (siento ser tan explícito) y, por tanto, tuvo muy buena suerte. Un buen hombre de una de las tiendas de la Zona Retro le regaló tres entradas de invitación para el domingo, así que decidimos ir de nuevo y aprovechar para hacer todo lo que el sábado no pudimos por la cantidad de gente que había. Fuimos, eso sí, más tarde. Este día lo aprovechamos para ir más a nuestro rollo, sin tener que estar en un grupo grande. Sacamos provecho al día grabando vídeos para nuestros canales, viendo zonas y stands que no pudimos ver el día anterior y hacer muchas más compras en las tiendas, muchas, muchas compras. Pero lo más destacado de este día fue que finalmente… PROBAMOS EL SMASH BROS ULTIMATE. Sí, y solamente haciendo 10 minutitos de cola. Había pasado el día fuerte de la feria, y el domingo no había apenas colas para nada, se podía respirar y ver más allá de la cabeza del de delante. Estábamos muy emocionados, sobre todo yo, ya que para mí este juego tiene algo muy especial. Nos sentamos frente a la pantalla, cogimos el mando de GameCube y nos empezamos a dar mamporros en el Smash. Para mí, fueron los 3 minutos más rápidos y apasionantes en mucho tiempo. Lo malo es que al pobre Izhero le pegué una paliza importante, aunque nos lo pasamos bien los dos. Tengo que decir que este Smash va a ser mágico, inmenso, increíble. No se trata ni mucho menos de un port del de WiiU como dicen algunos. Se trata de un juego totalmente nuevo, se mueve de maravilla en la Switch con una fluidez que asusta, y un apartado gráfico como nunca antes se había visto en un juego de la saga. El control exquisito, responde muy bien y una jugabilidad muy ágil y divertida. Fueron solo 3 minutos, pero qué minutos. No puedo esperar a que, dentro de 39 días a fecha de hoy, salga a la venta y poder disfrutarlo en mi propia consola. The hype is real boys!

Vídeo probando el Smash y más juegos

Además del Smash Bros Ultimate, también pudimos probar dos juegos más. Uno fue el Starlink de Ubisoft, que, si bien ya hace unas semanitas que está en el mercado, yo no lo pude probar hasta entonces. Recordad que, a pesar de salir en otras plataformas, en Nintendo Switch tiene contenido exclusivo de StarFox. En el pack que viene con el juego, tenemos al magnífico Arwing como figura y a Fox como piloto. Ya sabéis que en este juego se pueden ir colocando piezas al soporte del mando para ir creando y personalizando nuestra nave y nuestra experiencia dentro del juego. He de decir que
me hice enseguida a los controles pese al poco tiempo que teníamos y que el juego pinta mejor de lo que me pensaba. Compra asegurada en un futuro. Aunque lo peor que le vi al juego, fue que se notaba que no iba a máxima resolución, que estaba un poco por debajo de las demás versiones, aunque esto ya no es una novedad, recordemos que la Nintendo Switch es una cuarta parte en tamaño o menos que las demás plataformas de sobremesa. El caso es que me gustó bastante el juego. Por último, también probé junto a Raquel, un juego indie que a simple vista parece infantiloide y una cursilada. Un juego de gominolas… A Gummy’s Life nos ofrece una especie de Battle Royale en el que controlamos a una gominola conocida (como los tiburones negros, las cerezas, etc.) y tenemos que darnos mamporros contra otras gominolas (hasta 6 jugadores) hasta echarnos de la pista o quedarnos sin vida. Hay mucha variedad de escenarios con sus eventos especiales y demás. Un indie muy divertido que ya está disponible en formato digital tanto para Nintendo Switch como para PC, con crossplay incluido.

El resto del día fue hacernos fotos, grabar y comprar, así que no hay mucho más que contar que no podáis ver en nuestros vlogs subidos a nuestros canales, así que os dejaré el enlace a mi vídeo “aquí”.

Para terminar, espero que esta narración os haya sido amena, al menos lo he intentado. Y que os haya servido para conocer cómo nos fue a los integrantes de Héroes del Píxel por esta gran feria que es la MGW. Muchas gracias a aquellos que hayan llegado hasta aquí, ya que hoy en día cada vez menos la gente lee artículos largos, se conforman con titulares engañosos sin importarles la noticia real, o incluso a veces ni eso. Reiterar mis agradecimientos en este mi primer artículo para la página de Héroes del Píxel, y espero que haya muchos más y que os gusten nuestras opiniones y gran aficion por los videojuegos. Porque están hechos para esto, para disfrutar, para pasárnoslo bien y respetar al que tiene gustos diferentes. Esta ha sido una de mis mejores experiencias en mi vida, no sé si la habré sabido plasmar en este texto o no, pero os aseguro que lo he escrito con el corazón y con toda mi ilusión por compartir con vosotros un pedacito de mi vida como videojugador.

Nos vemos más adelante con nuevos artículos, opiniones o lo que haga falta.

Muchas gracias.

Cristian González Barrachina – Krisouver_YT a 30 de octubre de 2018.




0 comentarios:

Copyright © 2018 Héroes del Píxel